domingo, 23 de octubre de 2011

Día del Médico


Hoy en México se celebra desde hace 74 años el “Día del Médico”.  En general, no es raro que cuando nos sentimos mal busquemos ayuda médica, la gran mayoría ha estado en algún consultorio médico, hospital o sus equivalentes. En Síndrome de Williams México, estamos profundamente agradecidos con los personajes anónimos, que muchas veces no tienen reconocimiento ni gratitud de parte nuestra a pesar que casi siempre han recuperado de una enfermedad o mejor aún salvado la vida a los seres que más amamos y a nosotros mismos.
En este día se festeja al personaje sensible y humano, dedicado al servicio de la salud. No es fácil la función diaria del médico, ya que en su camino se encuentran con casos clínicos de difícil diagnóstico, aunados al estrés constante y jornadas excesivas, así como desvelos prolongados que atentan contra su salud; sin embargo, con esa entereza, fortaleza y  conocimiento, encuentran el camino para aliviar el dolor humano. (1)

En el pasado, la celebración del día del médico en México tenía una connotación completamente religiosa, se remontaba a tiempos medievales donde se veneraba a diversos santos que se consideraban patronos de la Medicina, entre ellos San Rafael, considerado máximo representante de los médicos y cuyo nombre quiere decir “medicina de Dios”, San Lucas el Evangelista y los gemelos médicos San Cosme y Damián. 
En la época actual, el día oficial para conmemorar a los médicos mexicanos es el 23 de octubre, esto desde 1937, a propuesta de la Convención de Sindicatos Médicos Confederados de la República Mexicana, que se llevó a cabo en la ciudad de Cuernavaca y que recibió el apoyo de todo el gremio médico del país. Entre los asistentes a dicha reunión estaban algunos profesores de la Escuela Nacional de Medicina, como Salvador Zubirán, Gustavo Baz y Fernando Ocaranza. (2)
Síndrome de Williams México, felicita con mucho cariño y admiración a los médicos que han contribuido con sus conocimientos, tiempo y apoyo a la salud de nuestros niños, jóvenes y adultos. Cada familia sabe en su entorno a quien agradecer y demostrar su afecto. Todos hemos sido bendecidos con la cercanía de algún médico que nos apoya en nuestros ratos de desesperación.

¡Feliz Día del Médico!

Por que hacen nuestras lágrimas menos amargas, porque le ponen con su sanación la sonrisa a nuestros niños en el rostro y porque gracias a su pericia y conocimientos nos devuelven lo que más amamos.






Agradecemos a:
(1) Jorge Delfín P, Abraham Clavel Consultar en Medigraphic


(2) Arias-Amaral J, Ramos-Ponce MG.
Día del Médico en México. Med Int Mex 2010;26(1):63-64.
La versión electrónica completa de este artículo puede consultarse
 
Imágenes: Google.

Comparte el conocimiento

Nos leen en Google+