lunes, 2 de mayo de 2011

Estimulación Temprana en la infancia y sus beneficios en la vida adulta

Varias instituciones en el Reino Unido se unieron a través de sus equipos de investigación para realizar un estudio para evaluar los beneficios en la adultez a partir de la estimulación temprana y/o con suplementos nutricionales. 
El estudio se realizó en Jamaica, Kingston, con niños que tenían algún retraso de crecimiento con edades comprendidas entre los 9 y 24 meses ellos fueron suplementados nutricionalmente y algunos de ellos también recibieron estimulación psicosocial semanalmente donde instruían a la madre a mejorar la interacción entre ella y el niño. A todos ellos se les evaluó el nivel de Coeficiente Intelectual, nivel de instrucción y el comportamiento posteriormente cuando tenían ya 22 años de edad
Los resultados mostraron que la suplementación nutricional, no tenía beneficios significativos, sin embargo aquellos quienes recibieron estimulación temprana tuvieron menos participación en comportamiento violento grave y peleas o luchas, contra aquellos participantes que no recibieron estimulación.
Del mismo modo, presentaron un índice de coeficiente intelectual  mayor y mejoraron su nivel educativo respecto a logro, grado alcanzado y calificaciones obtenidas, tenían un mejor conocimiento general, menores síntomas depresivos y de inhibición social.
Por lo cual, una vez más queda claro que la estimulación temprana, alcanza grandes beneficios no solo en la infancia, sino hasta la vida adulta facilitando el funcionamiento cotidiano de la vida. 




Fuente: Revista Pediatrics. Instituciones participantes: Unidad de Investigación de Epidemiología, El Instituto de Medicina Tropical de Investigación de la Universidad de las Indias Occidentales, en Jamaica, Kingston; El Centro de Salud y Desarrollo, Instituto de Salud Infantil en Londres, Reino Unido, entre otros.
Original de: Verónica Araujo L.
Traducción y resumen.

Comparte el conocimiento

Nos leen en Google+