miércoles, 3 de noviembre de 2010

Dar y Recibir

Nunca imaginé al empezar la aventura de hacer publicaciones a través de un blog, tendría la oportunidad de que mi mundo fuera tan diverso como lo es ahora.
Las publicaciones y el grupo en Facebook, me han traído mucha comunicación con gente extraordinaria, han estado llenas de emociones, desde un montón de preguntas sin respuesta, a la timidez de algunos miembros para expresarse.
Ver reflejadas mis experiencias en otros lugares del mundo, conocer niños, adolescentes y adultos con Síndrome de Williams y sus madres y familiares.
Ha sido una bendición que la  tecnología haya avanzado tanto y nos permita estar juntos en tan solo un click! al ratón de la PC. 
Las redes sociales hoy en día nos permiten hacer agrupaciones de unión, apoyo y convicción en muy diversos temas, tanto aquellos interesantes y de relevancia social como aquellos que pecan de tontos e inútiles.
Y justamente para las enfermedades consideradas raras como el Síndrome de Williams toma importancia la existencia de estos grupos donde gente con la misma necesidad de saber, compartir experiencias y comparar con otras
En mi caso, como creadora de este blog y las páginas en Facebook me es prácticamente imposible, no establecer lazos fraternales con las personas (madres su gran mayoría) que siguen el grupo y participan activamente en él.
Considerarlos parte de mi mundo es algo que en otras circunstancias podría incluso haber pensado como exagerado.
Sin embargo, hoy es mi realidad. Y me encanta! Es un honor, una experiencia única! Y como todo en la vida, también implica responsabilidad, y el estar así unidos sin fronteras por los diagnósticos de nuestros hijos, no solo son alegrías y gozos, también trae consigo desventuras y tristeza, cuando en alguna familia sucede alguna tragedia, se ve la respuesta fraternal y solidaria de las familias, la empatía que llegan a desarrollar cada una y como con palabras desde la distancia tratamos de estar presentes y aliviar un poco la pena del que sufre.
Amo estar presente en la vida de tantas gentes, pero más amo que me permitan llegar a ellos a través de este medio. Y espero de todo corazón que todos obtengan de ellas el mayor provecho y beneficio por el bien de nuestros niños y no tan niños.  

Da click para agrandar la imagen

Comparte el conocimiento

Nos leen en Google+